Parque Andino Juncal

Por Fran.-

Costó, pero llegó. El buen tiempo que brinda la época estival nos abre muchas oportunidades para disfrutar de amigables actividades al aire libre. Por ejemplo, para quienes viven o se encuentran cerca de la ciudad de Los Andes en el Valle del Aconcagua, una buena opción es visitar el Parque Andino Juncal.

A pesar de que he vivido toda mi vida en esta parte del país, sólo hace muy poco tiempo visité por primera vez este maravilloso parque. Las excusas para no hacerlo antes siempre eran las mismas: transporte, tiempo y compañía. Y aunque en cierta manera es cierto, pues no hay trasporte público hasta el lugar -lo que dificulta bastante la llegada-, y contar con compañía en la montaña siempre es recomendable, no hay manera para quienes amamos la naturaleza -y especialmente la montaña- de dejar de conocer lugares como estos tan prístinamente conservados.

¿Por qué visitarlo? En mi opinión, porque se trata de un parque que destaca por su trabajo en conservación, lo cual permite observar flora y fauna endémica como zorros, guanacos, cometocinos, añañucas, alstroemerias, todo ello en un hermoso paisaje compuesto de ríos, humedales, glaciares y altos cerros que llegan a los 5.000 m.s.n.m. Uno de ellos es el Alto de los Leones, un impresionante cerro que en la medida que avanzas por los senderos te das cuenta cómo domina el paisaje en el Valle de Juncal.

2014-06-01 11.16.29
Al fondo el cerro Alto de los Leones. Foto @iagsch

Por otro lado, cabe destacar la denominación del parque como Sitio Ramsar, una categoría de protección internacional que busca la mantención de humedales de importancia a nivel mundial. De esta manera se procura el cuidado y la conservación de los ecosistemas asociados a estos espacios tan vulnerables. En Chile existen un total de 12 sitios Ramsar, siendo el Parque Andino Juncal el último en integrarse a esta lista el año 2010.

11216839_10153029507218285_7632347168008205524_n
Estos son los humedales, o vegas, que se busca conservar. Foto: Pilar Fernández.

Aunque la mayoría de quienes llegan al parque lo hacen para conocer el Glaciar Juncal que queda alrededor de 6 a 8 horas desde el campamento, no es el único atractivo. También hay otros senderos con vistas a los glaciares y humedales. Y si la intención es sólo tomar un descanso, sin moverse mucho, el sector donde se ubica el campamento llamado Los Hornitos, es ideal para la observación de flora y fauna en un paisaje cordillerano único.

Si bien es un parque de propiedad privada –desde 1911 pertenece a la familia Kenrick, quienes en la actualidad se encargan de su preservación- el acceso al público está permitido durante toda la temporada estival (octubre-marzo). Sin embargo, debido a las malas condiciones del clima, las fechas de apertura y cierre pueden variar, tal cual ha sucedido este año, en el que las últimas lluvias produjeron derrumbes que hicieron imposible habilitar el camino en la época acostumbrada.

11391563_10153029598893285_742787785606210193_n
Al fondo se observa el Glaciar Juncal. Foto: Pilar fernández.

Por suerte las condiciones climáticas han mejorado y el parque ya ha abierto sus puertas para todos los que deseen conocerlo y encantarse con las bellezas naturales que posee. Seguro que en estos meses la cantidad de aves y flores en el lugar es impresionante, al igual que el agua en los ríos y la nieve que aún debe estar en los cumbres de los cerros más cercanos.

Así que, si quieren ir no lo duden, pues será un paisaje que nunca olvidarán. Y cada vez que lo recuerden sentirán profundas ganas de volver estar ahí como me pasó a mí. Sólo intenten ir con buena compañía (amigos, familia, guía turístico), cámara fotográfica y todas las ganas de disfrutar de la cordillera.

¿Quieres conocer el parque? Aquí las coordenadas:

Cómo llegar en auto: Esta es la forma más factible ya que no existe transporte público hasta el lugar, al menos que tomen un taxi desde Los Andes o paguen un pasaje completo en bus hasta Mendoza y se bajen en el sector indicado. También puedes hacer dedo en el Camino Internacional.

Desde Santiago deben tomar la Autopista Los Libertadores hasta toparse con la ruta CH-60 y seguir en dirección al Paso Los Libertadores hasta el km. 108 (2 hr. aprox.). Desde Valparaíso toman directamente la ruta CH-60 hasta el km. 108 (3 hr. aprox.). Desde aquí virar a la derecha y tomar el camino de tierra que corresponde a la ruta E-781. El tramo desde la entrada hasta el campamento es de 9 km, que según las condiciones del camino puede demorar entre unos 20 o 30 minutos.

Hay opciones de alojamiento en un pequeño refugio o bien en carpas en el sector de camping.

Para tomar en cuenta:

Todo lo que llevas vuelve contigo, tanto en este parque como en cualquier otro. De todas formas una vez allá el Guardaparques les dará una charla sobre No Deje Rastro.

La entrada tiene un valor de 3 mil pesos para dultos, mil para niños y 6 mil para extranjeros. Está prohibido el ingreso de mascotas, ciclistas, motociclistas y cazadores. Cuentan con baños y agua de vertiente limpia para tomar.

La altura aproximada del parque es de 2.500 m.s.n.m., por lo tanto es esencial bloqueador solar, sombrero y mantenerse hidratados. Durante el día puede hacer calor, pero durante la noche la temperatura desciende bastante. Trata de llevar ropa adecuada para la montaña (primera y segunda capa mínimo).

Anuncios

One thought on “Parque Andino Juncal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s