Movimiento Slow: ¿qué es y por qué vivir lento?

Por Maca.-

Volvimos. Durante dos meses, con la Fran nos tomamos nuestro tiempo. Entre la locura de fin de año, la pega y motivos personales, además, porque necesitábamos un espacio para evaluar y repensar el blog. Entonces, hoy decidimos retomar los post con uno que no sólo explica nuestra ausencia, sino nuestra visión y el porqué de Pausa. Porque el nombre del blog no es coincidencia, sino todo lo contrario: este sitio es nuestro momento de parar nuestra rutina para la reflexión, así como también es el espacio para compartir e intentar promover la filosofía del slow life o vida lenta.

Diapositiva1

Pero, ¿Qué es esto del movimiento lento o slow life?

Bueno, su nombre nos da pistas obvias: una filosofía que promueve un cambio de conciencia para revalorizar la lentitud y los beneficios de hacerse conscientes de nuestra vida (y nuestros actos) y no unos meros esclavos del reloj. En palabras simples, es una corriente que reacciona a la tendencia actual de la hiperconectividad, de las tiendas abiertas los 365 días del año y, al contrario, busca que nos beneficiemos de la tecnología para aprovechar el tiempo a nuestro favor. Para desarrollar actividades que nos hagan felices y priorizar las acciones que –sin importar el tiempo que éstas tomen– sean un aporte para una mejor sociedad.

Y, ¿dónde nace el movimiento slow?

Surgió en Italia en 1986, específicamente, como reacción a la apertura de un McDonald’s en la Piazza Di Spagna (Roma). Imagínense la indignación que fue para algunos que el ícono de la comida rápida irrumpiera en una plaza donde se encontraban algunos de los mejores restaurantes de comida italiana. De esa intención por promover el disfrutar de la buena comida y de valorar el tiempo que conlleva su preparación, así como también la defensa de la arquitectura en los sectores tradicionales, surgió la filosofía de la desaceleración.

FB_IMG_1449680960742
Disfrutar de las pequeñas cosas es vivir de modo lento.

Muchas veces, cuando escuchamos el concepto “desaceleración”, lo primero que se nos viene a la mente es crisis económica, desempleo y problemas.  Bueno, el movimiento slow pretende cambiar esta connotación negativa de “lo lento” como sinónimo de torpeza o desinterés. Todo lo contrario, intentar llevarlo a la práctica es interesarse por el trabajo de otros, valorando la dedicación y el tiempo invertido. Disfrutar de las pequeñas cosas del día a día. Así como apreciar el patrimonio y la cultura como vestigios del pasado.

La filosofía de la vida lenta no quiere decir que nosotras vayamos por la vida a puro paz y amor. Ni pensar en que no nos enojamos, que nada nos indigna y que ponemos la vida en “pausa” para no hacer nada. Al contrario, con esta idea queremos (no siempre lo conseguimos) preocuparnos de meditar nuestras acciones y que el día a día nos atrape en su velocidad vertiginosa.

Screenshot_2015-11-17-11-00-45

A veces, parece que es nadar contra la corriente…En una sociedad que promueve los valores de ser el primero (pasando por encima de cualquiera) y que nos presiona e impone falsas necesidades. Pero no. Andar estresado y vivir con ansiedad no es cool. Por eso, nos encantamos cuando descubrimos acciones, proyectos o simplemente con experiencias cotidianas que nos demuestran que, de a poco, se observa un cambio de consciencia hacia vivir más “lento”. Y son éstas las que queremos compartir en Revista Pausa.

Anuncios

One thought on “Movimiento Slow: ¿qué es y por qué vivir lento?

Los comentarios están cerrados.