Dejarlo todo.

Por Dany.-

12899352_939338969515687_1642463815_o
Dejarlo todo por una nueva vida.

En 2013 una oferta de trabajo en el extranjero revoluciono todos nuestros planes. Estaba en pleno proceso de práctica profesional, y sólo quedaba dar el temido examen de grado de la carrera de derecho. “¿Me acompañas en esta aventura?” fueron las palabras que me dijo “R”, a lo que sin pensarlo contesté que sí.

Ya con la cabeza en frío, empezaron todos los cuestionamientos. ¿Debo dejarlo todo por cumplir el sueño de otro? No voy a mentir, vivir en el extranjero lo ví como la gran oportunidad de poder salir de Chile, de aprender un nuevo idioma, conocer gente nueva y por qué no, si se daba la oportunidad, de estudiar otra cosa.

Pero temía bastante sobre lo qué dirían los demás. El estar ad portas de terminar mi carrera era el tema que más me preocupaba. El imperativo social en el cual tener un título profesional, de ser una mujer independiente económicamente y no depender absolutamente de nadie, muchas veces me hizo explotar la cabeza. Más de alguna vez recibí el comentario “pero que mejor que estar viviendo en USA y que te mantengan”. Pero la gente sólo juzga y no se detiene a pensar por un momento en la batalla interna por la que pasé en ese momento. ¡Qué fácil es dejarse llevar por lo que dice el resto! Sin embargo, para tomar una decisión tan difícil como ésta sólo bastaba que mi familia y amigos me apoyaran.

Contando con el apoyo de quienes para nosotros eran (son) importantes, comenzamos el proceso de partida. Chicago nuestro destino.

12887496_939338226182428_1639712626_o
Las hermosas postales de Chicago.

Casarnos, millones de papeleos, visa, etc. ¿Lo más fácil de todo el proceso? Desprenderse de lo material, dejar nuestro departamento y vender nuestras cosas fue sólo un detalle.

Por motivos laborales, R tuvo que partir meses antes, pesando sobre su persona la búsqueda de departamento, abrir cuentas bancarias y otra tanda de papeleos para poder establecernos (gracias R).

Partí en marzo de 2014. Una vez arriba del avión no había vuelta atrás. Dejaba en Chile todos los prejuicios, dudas e inseguridades y me propuse empezar desde cero.

¿Lo más difícil? Estar lejos de tu familia y amigos, perderte reuniones familiares, los cumpleaños de tus sobrinos y los asados de día domingo. Pero la satisfacción de darte cuenta de que fuiste capaz de dejarlo todo sin miramientos, vale más que un título profesional.

Ya han pasado dos años viviendo fuera de Chile y no me arrepiento en lo absoluto, menos aun cuando veo que el sueño y éxito de mi compañero de vida se está haciendo realidad, y  sobre todo por el hecho de que las decisiones que deba tomar de aquí en adelante serán mucho más fáciles.

12887472_939334806182770_1083952164_o
Chicago, nuestro nuevo hogar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s